Peliculas de amor

Pelicuas de amor
Pelicuas de amor
lapelicula cuenta la historia real de una pareja de recién casados de Nuevo Mexico, que tiene un accidente de coche a consecuencia del cual la esposa entra en coma. El marido cuida de ella noche y día, y cuando por fin ella despierta habiendo perdido totalmente la memoria, él intenta reconquistarla y ganarse de nuevo su corazón.
Peliculas de amor
Peliculas de amor

Mensajes de amor recomienda la pelicula:

 

Come,Reza,Ama.

Es la historia de una mujer que decide encontrarse “a sí misma”, tras varios fracasos con el amor y la vida misma, a través de un viaje por Italia, la India, Bali e Indonesia. Liz Gilbert protagonizada por (Julia Roberts) tenía todo lo que una mujer actual puede soñar, un marido, una casa y una exitosa carrera pero, como muchas otras personas, se encontraba perdida, confusa y buscando lo que realmente deseaba en su vida. Recién divorciada y ante la disyuntiva de qué camino coger, Gilbert sale de su acomodada vida y lo arriesga todo, embarcándose en un viaje alrededor del mundo que se convierte en una búsqueda para encontrarse a ella misma... Basada en el best-seller autobiográfico de Elizabeth Gilbert.

Peliculas de amor
Peliculas de amor

Mensajes de amor recomienda la pelicula:

 

Drama romántico para adolescentes. Dos chicos que pertenecen a mundos opuestos se conocen. Ella (María Valverde) es una chica de clase media-alta que ha recibido una educación esmerada. Él (Mario Casas) es un chico impulsivo e irresponsable, aficionado a las peleas y a las carreras ilegales de motos. Adaptación de una novela del escritor italiano Federico Moccia (Tre metri sopra il cielo, 2004). Dirigida por Fernando González Molina ("Fuga de cerebros") es la crónica de un amor imposible que terminará arrastrándolos a un frenético viaje iniciático a través del cual descubrirán el amor.

Peliculas de amor
Peliculas de amor

Mensajes de amor recomienda la pelicula:

 

Él era escritor. Creía escribir sobre el futuro, pero en realidad era el pasado. En su novela, un misterioso tren salía de cuando en cuando con dirección al año 2046. Todos los que subían a él lo hacían con el mismo propósito: recobrar los recuerdos perdidos. Se decía que en 2046 nada cambiaba. Nadie sabía a ciencia cierta si eso era verdad, porque ninguno de los que viajaron regresó jamás. Con una excepción. Él estuvo allí. Se marchó voluntariamente. Quería cambiar.